AL HABLA CON JOSEP CARRERAS
Por Xavier Nicolás

 

EN VARIAS ocasiones he tenido la oportunidad de hablar con el tenor Josep Carreras, todas ellas después de su enfermedad. 
Por fin, pude entrevistarle tranquilamente una mañana soleada de hace ya algún tiempo, cuando estaba en plena actualidad la famosa polémica Kraus versus Carreras. Entonces le prometí anticipadamente que no iba a tocar para nada este tema, que personalmente, me trae sin cuidado. 
 

Xavier Nicolás: ¿Ud. no ha cantado Wagner nunca, no es así?

JOSEP CARRERAS: Yo he cantado Wagner. Lo que no he hecho es cantar una ópera suya; por contra he cantado melodías de Wagner que el escribió originalmente en francés...

X.N: ...los célebres lieders franceses.

J.C: . ..efectivamente, las canciones francesas que hizo Wagner. Y yo pues he cantado tres o cuatro de este ciclo: Mignnone, Les deux Grenadiers, La tombe dit a la rose... Esto es lo único que he cantado de Wagner, que además está publicado en un disco que se llama “Wagner y Liszt”.

X.N.. Y aunque lo haya cantado poco, ¿personalmente, le gusta la música de Wagner?

J.C: Cuanto más he ido profundizando en el mundo de la música, en el mundo de la ópera, ha medida que he ido madurando -no solamente como artista-, sino como persona o ser humano, pues cada vez me ha interesado más y más la música de Wagner, y cada día me interesa más. No diría que soy un apasionado wagneriano, pero sí soy un wagneriano.

X.N: ¿Le queda algo de tiempo libre para escuchar música?

J.C: Tengo la gran ventaja de que mi hobby es mi profesión, y esto, evidentemente, me ofrece la posibilidad de encontrar tiempo para escuchar música.

X.N: Con respecto a una parte muy importante de los montajes operísticos, como es la escenografía. ¿qué opinión le merecen los decorados modernos? Ver a Sigfrido con pajarita, por ejemplo...

J.C: Bien, eso no, desde luego. Creo que indudablemente a la hora de ejecutar una puesta en escena, ha de haber respeto por el autor. Por la situación temática también, y en el caso particular de Wagner creo que justamente por su tipo de obra y temas, es la más adecuada a ser adaptada para cambios de época. Todo ellos siempre y cuando se respete al autor, a mi me parece bien. Hemos de salir de los convencionalismos de siempre y se ha de intentar dar un aire vanguardista y por ello me parece que Wagner era un gran talento que se adelantó a su tiempo. Yo estoy abierto a este tipo de cambios, siempre repito, que se respete al autor.

X.N: Mestres Cabanes y su ingente obra, ¿lo ve entonces demasiado clásico?

J.C: Bien, estamos hablando de una cosa totalmente diferente. Y estamos hablando de un tipo de decorados y un tipo de situación escénica tradicional y convencional. Lo cual es bueno, pero yo creo que precisamente lo interesante es poder escuchar y ver a Wagner desde los dos puntos de vista. Después juzgar y quedarte con lo que más te guste.

X.N: ¿Se le ocurre alguna anécdota divertida que le haya pasado sobre los escenarios?

J.C: Hay multitud de anécdotas cómicas en el mundo de la ópera. Pero lo que pasa a veces es que las situaciones puntuales concretas, una situación de tensión, o de responsabilidad, o de nervios, pues crea situaciones hilarantes. Lo que pasa es que después, explicadas en frío pierden todo el encanto y toda la espontaneidad.

X.N: Renata Tebaldi comentaba hace poco en una entrevista, y Kurt Moll me lo comentó también personalmente que hoy en día ya no existen tenores heróicos. ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

J.C: Mire, yo considero que una persona... bien, que es muy difícil considerar si existen o no hoy en día tenores heróicos. Yo creo que sí hay. Las obras de Wagner continúan representándose y a gran nivel. Además, hoy en día, hay una cosa que la gente no tiene en cuenta y es la orquestación. Ni que decir tiene que la orquestación wagneriana tiene una densidad extraordinaria, y si a esto añadimos que en las orquestas hay cada vez más profesores que no cesan de subir más y más el nivel del diapasón, pues llegará un momento que habrán subido tanto el nivel de la tesitura que el Heldentenor no existirá. Habremos o habrán acabado con él.

X.N: La polémica de Wagner en Israel, díganos su punto de vista.

J.C: Es un tema muy, muy delicado. Se ha de comprender, naturalmente la sensibilidad que el pueblo judío tiene hacia este tipo de música, es obvio. Pero al mismo tiempo es una lástima que este autor, que no hizo otra cosa que escribir su música, que después esta música se haya utilizado como estandarte de unas ideas políticas, pues eso no tiene nada que ver. O sea que por tanto, es un tema delicado; pero, evidentemente, si hay algún inocente en este tema es, indudablemente, Ricardo Wagner.

X.N: Sus óperas favoritas para cantar.

J.C: Bien, yo tengo una serie de óperas en mi repertorio que son “Carmen”, “La Boheme”, “Un bailo in maschera”, “Los payasos”... Mis autores favoritos como puede verse, para cantar, pues son Verdi, Puccini, Bizet.

X.N: Sobre la música moderna: Pop, heavy, rock, etc...

J.C: Bien, creo que toda la música de consumo pues tiene su standard y su nivel propio, y no sólo es válida, sino necesaria. Hay un cierto tipo de público, un cierto tejido social al que le interesa todo este tipo de música, y hoy en día se está produciendo un fenómeno muy interesante, y es que hay mucha gente que va a un concierto de rock o de cualquier estrella del pop y que después van a oir también música clásica, sinfónica o van a la ópera. Yo tengo sobrinos míos de veintitantos años que no tienen ningún tipo de inconveniente en mezclar las dos cosas, y esto, cuando yo era pequeño, no pasaba. O eras partidario o contrario. Y esto es lo positivo, eso quiere decir que el nivel cultural, de una manera u otra, sube. También es cierto que hay más gente interesada en la música "seria"... yo mismo escucho a veces música de esta...

X.N: ... Sí, recuerdo hace unos dos años que Ud. estaba en su coche escuchando Frank Sinatra, y a mi pregunta de que si le gustaba mucho él, Ud. me contestó que cantaba mejor que Carreras...

J.C: ...Sí, para mí Frank Sinatra es un mito. Y además cada vez que más le oigo, más me gusta.

X.N: Muchas gracias. 
 


Contáctanos